Meditaciones absurdas.

¿Cómo sería un partido de fubtol de un monton de niños contra el Barça? ¿Y si a esos niños les quitamos brazos, inteligencia, un pie,  algo de ADN aleatorio y los emborrachamos? ¿Y si los cambiamos por trozos inertes de carne blanda? Seguro que el Barça ganaría por goleada. Igual me equivoco quien sabe. ¿Sería justo el partido para los trozos inertes de carne blanda?

Lo que sí que parece justo es lo que pasa hoy día (tono irónico). Crisis y crisis y puta crisis de los cojones. Ver:

 http://www.lavozdegalicia.es/opinion/2009/07/30/0003_7877772.htm

Teclea teclea, como el chikijavascript pero sin programar. Tecleo bocetos y borrones en torqueboques que ni siquiera se acaban ni serán recordados. Borradores online, ya sea por aquí como por google docs, que nunca verán la luz. Ideas que vienen y se desvanecen y piensas: Mecagoncristo!

Cambio de horarios, y las pequeñas vacaciones que quería tomarme para ir a Mallorca a comer bien de una puta vez    ver a la familia, van y cambian horarios y tnego un día menos, así de triste, ni siquiera son vacaciones, son los días que me podía montar. A uno le quitan hasta eso.

Veo que amanece. Antes un amanecer, ver como el cielo se destiñe de negro y va cambiando de tonalidades frías a cálidas, de azules a naranjas y rojos para acabar en amarillos, era algo así como especial. Especial porque era poco común, y en otras ocasiones, especial porque las neuronas bailaban como nadie inundadas en birra. Ahora son monotonía. ¿Hay algo tan triste como que un amanecer se convierta en monotonía? Joder, claro que sí. Muchas cosas, pero no deja de provocarme cierta tristeza del tipo: Estoy tirando mi vida a la basura.

Tengo un proyecto que nunca acabará, y sobre todo sino empieza. Qué hacer. Sacarlo y organizarse y ponerle ganas. Que por lo menos el cubo al cual tiras la basura tu vida te lo hayas hecho tu, y esté limpio, y huela bien, vamos, que sea nuevo y útil, y quién sabe, yo no.

Las mudanzas nos están matando, pero también haciendo felices, o eso creo. O es la cerveza y no la mudanza, o es la tristeza. O es todo a la vez. También están matando esas malditas pécoras nuestras tarjetas de crédito. Las mudanzas me refiero. Ya tengo propiedades. Algún que otro mueble de la basura y alguna que otra adquisición. ¿Poco a poco uno monta un imperio no? Va a ser que no.

Absurdo

Absurdo

Su tabaco, gracias…

Solo falta decir eso con voz metálica, pero por suerte no tengo voz metálica, la tengo normal creo, la voz digo.

Ya soy un mileurista más, formo parte de otro dientecito de la gran rueda de lo que se llama sociedad, y acabará llamandose putamierda. Ahora trabajo en un Estanco, y cuando creía que por el tema mudanzas, no iba a ver mas cajas, me he ido al estanco de Magalluf, en el cual, los adorables turistas compran mínimo por persona 16 cartones (lo estipulado por ley para el tema de llevarte de viaje), y vienen en manadas, quienes conozcais Magalluf sabréis que ahí hay mucha gente.

Pero bueno, por lo menos el tiempo pasa rápido porque no paras de hacer cosas. Estoy contento de suministrar pequeñas dósis de muerte envasada en cilindros de nicotina envueltos en cajitas que compran los turistas de color rojo cangrejo y extrañas vestimentas alegremente porque se lo pide su sangre y su dueño, amo y señor: Phillip Morris. (Yo también soy fumador, oh señor dame otro cilindro).

Mis herramientas son: Un cutter que ya lo quisieran los gitanos de mi pueblo, con todo el respeto del mundo, y un boli.

Dame tabaco

Más mudanzas.

Pero en esta mudanza no tengo que transportar peso, estamos en proceso de cambiar de servidor, irnos a DreamHost de Histeria , y de mientras, gracias a la promoción de los dominios .es susurracabras se nacionaliza, por ahora no va a cambiar nada, si vas a susurracabras.es aparecerá esta pagina, hasta que exporte todo, y ponga las cajas en el nuevo servidor.

Habrá novedades, cambio de diseño, mas bonito, y con una cabra mas poética y todo, faltan unos días aún para eso, pero de mientras está el .es.

Por lo demás, aquí en Mallorca llueve, hacia abajo, hay mucho trafico, ya me he quitado las vendas, el pie esta bien, sigue teniendo sus cinco dedos, al principio olía mal, pero ya está limpio.

Volando

Mudanzas.

Coges una caja, le pones la cinta aislante, se convierte en una caja vacía, antes tenía huevos, ahora tendrá tus cosas.

Primero metes lo gordo, libros, la colección de botellas vacías de birras, cuatro trastos que te acompañan desde que tienes 12 años, etc.

Abres ése cajon, que siempre está petado de todo tipo de cosas, pequeñitas, que sólo abres para meter más cosas de esas pequeñas y también cuando las vas a meter en una caja, y ves el carnet de biblioteca del ’96, con esa cara tan infantil, sin poderte imaginar cuanta birra vas a beber en los años venideros, cuantas resacas que corromperan esa cabeza llena de pájaros, bocadillos de nocilla y veranos en la piscina del pueblo…

Luego están las cartas que te mandabas con amigos/as para que la amistad nunca se rompiera, que cada vez escribías y recibías menos, hasta que ya se quedan guardadas en un cajon lleno de cosas, que solo abres para meter mas cosas y también cuando las vas a meter en una caja.

Textos y y dibujos que te parecían fascinantes en su época y ves los defectos, tu diario abandonado con mono de que le hagan cosquillas con un boli, enfadado contigo porque no sabe nada de tu vida, unidades de almacenamiento de tres y medio (llamémosle disquete) con el PC Fútbol 3.0, 4.0… Monkey Island, etc, carteras vacías de billetes pero con algunos duros, colgantes, pulseras… Todo a la caja de carton que antes tenía pan Bimbo y que ahora tiene tus cosas, que irán a un cajon que solo abrirás que blablabla…

Luego todo ya metido en cajas, tirando lo innecesario, llamémosle mierda, que son varias cajas también, está tu vida apilada en cinco putas cajas, la habitación vacía, sin muebles, una cama en medio del suelo, todo parece más pequeño, te quedas pensando a la hora de dormir y suena el eco de tus pensamientos en las paredes, ves la pintura blanca de donde estaban los muebles, las pelusas echando carreras por el suelo, empiezas a divagar y te duermes.

La iluminación luego es otra, escuchas la gente que ha pasado por tu habitación y por tu casa, las risas, difuminadas en el tiempo, recoges la cama, te despides de las pelusas que tienen mas años que tú, metes la cama en la furgoneta, miras atrás, cierras la puerta y a tomar por culo.

cajas y cajas y cajas y cajas... y mas putas cajas... y cajas y mudanza, llevalas, dejalas, tiralas, abrelas, huelelas, llenalas, vacialas, rompelas...