Reestructuración mental y buenos propósitos.

Cambio de diseño, porque el negro sobre blanco es más legible que el blanco sobre negro sobre gris. A mi me dejaba estrábico. Ahora todo es más fácil. Más simple, más bonito.

La reestructuración mental es clara. No voy a decir eso de dejar de fumar ni de dejar de beber ni de dejar de ser molesto a propósito. Pero sí poner algo de orden en eso que llamo vida. Lo de buenos propósitos es simple, llevar a cabo aquello que tenga entre manos, aunque por ahora es poco, pero poco a poco irá a más.

Al igual es al revés, por eso trabajo en la reestructuración mental. Este post es más para mi que para otra persona, pero bueno, primero uno mismo y luego todo lo demás.

Como me dijo alguien a quien considero un sabio, primero marca objetivos viables, luego marca aquellos que sean más cercanos en el tiempo, luego intenta hacerlos, y todo lo demás vendrá solo. Así poco a poco esa persona se ha ido haciendo una gran vida, mientras que yo sigo con mi vida sin encontrar hueco en ella.

No sé la fuente de la imagen.

 

Gracias.