From here to ninguna parte. Y van 100.

El Post número 100. Piensas que será algo especial, qué chulo, 100 posts, soy un crack. Nada más alejado de la realidad. Sigo siendo igual de desgraciado o de afortunado, según quiera verse. Por ejemplo:

Hace nada, casi dos meses, un servidor cumplió años. Temerario y vacilante al vislumbrar el recto y tortuoso camino de la vida que te lleva a la muerte. Pues a este servidor le regalaron un banjo de cinco cuerdas, five string, yeah. Pues en este caso yo, recalco yo, que no “sho”, ni “llhó”, sino YO soy afortunado. A mi alrededor es todo un vórtice de improperios, insomnios y desgracias.

Si alguien quiere aprender más o menos como lo voy haciendo yo, a distancia, a tocar el banjo puede visitar: http://tocaelbanjo.wordpress.com/ Está muy chulo el blog ese.

Por si alguien no lo sabe tengo un trabajo, por suerte o desgracia, pero ahora también tengo un currillo de un par de horitas durante dos días. En el antro, tugurio, bareto de mala muerte, vórtice oscuro, caverna del demonio, agujero negro maloliente lleno de mierda, bar este que trabajo ahora durante un par de horas apenas me estreso, afortunado. Me dan de beber gratis, afortunadísimo. Pero luego duermo menos, jódete cabrón. Eso hace que duerma muy poco de un viernes a un sábado, desgraciado. Pero gano más dinero, afortunado. Pero el sábado estoy acabado y me duermo, desgraciado. Pero me tomo un par de cafés del bar de al lado y el camarero se pone feliz, ¿Afortunado?

Os deseo a todos felices fiestas, y que seais conscientes de que gracias a nosotros mueren cochinillos, pavos, patos, corderos, pescados, y demás cosas que comemos en exceso, os alimentan. Nos sobrealimentan. Que esos animalicos sepan que han servido a una causa superior y que le den las gracias a nuestro señor y a Jesucristo. Demos las gracias a un neohippie pasado de vueltas que hace la rehostia de años traficara con vino e hiciera trucos de magia con panes y peces. Iba a hacer un comentario también sobre los comelechugas y algo sobre balas, sangre y azulejos con trocitos de cerebro, pero creo que sería excesivo.

Ya sé que este post es una mierda para ser el número 100, pero qué esperabas.

Feliz algo.