Comed fibra cabrones.

Si un día comes carne a mediodía y kebab a la noche, no esperes que a la mañana del día siguiente vayas a evacuar bien y seas feliz como unas castañuelas. Panceta, butifarra y kebab no es fibra. Por el bien de tu conducto de descarga tómate aunque sea un trocito de piña, por eso de ayudar a tu interior a trabajar más felizmente. Una nota: la cerveza no es fibra, por mucho que quieras imaginártelo.

Cuando se es más joven, después de unas cervezas y carnaza y mala alimentación te despertabas como una rosa pese a haber dormido menos que histeria una semana cualquiera. Te das cuenta cuando vas creciendo de que las resacas existen, y cada vez son más consistentes. Lo peor no son las resacas, sino el mal cuerpo. Y peor aún es apenas haberte bebido unas cuantas cervezas y estar al día siguiente que lo único que quieres hacer es encerrarte en un rincón oscuro y llorar plácidamente en vez de estar madrugando y caminar por los metros de Barcelona yendo hacia el trabajo. También te das cuenta de que no eres joven cuando a las siete de la mañana de un domingo piensas que los jóvenes de hoy día son unos inconscientes y te da angustia verlos beber cerveza a esas horas. Pobres infelices y desgraciados piensas. Acto seguido te dan envidia y recuerdas las veces que has hecho eso. Tampoco es para tanto, me contentaría con matarlos alegremente por provocarme más mal cuerpo aún.

A los cuatro millones de parados que hay le restas uno y ¿qué sale? Un tipo en una recepción con ojeras y escribiendo un post, por ejemplo. Los amigos y familiares se han puesto más contentos por saber que he encontrado un curro que si me sacara el título de la carrera más un máster y un doctorado. Igual es porque así no me tienen que pasar pasta. Igual es porque me tienen aprecio, o todo a la vez, yo sólo sé que los quiero mucho.

He conseguido uno de esos trabajos en los que a veces hay trabajo y otras no. Uno de esos trabajos que te permiten hacer lo que estoy haciendo en estos momentos. No siempre.

Lo bueno de todo esto es que sabes y con certeza además que puedes seguir dando pasitos para delante de una vez. Se quitan muchos agobios y ralladas mentales. No sé si se está más tranquilo, supongo que sí, pero en mi momento de evacuación postcafé+café+pitillo matinal el señor Roca no veía que estuviera más tranquilo. En fin, hay que comer más fibra y esas cosas.

Anuncios