Felices fiestas.

Y sobre todo felices resacas. Cada vez más largas y duraderas, mas “heavys” y temblorosas, con más sabor a cenicero que nunca y estupidez mental sin límites.

En casa de nuevo con la familia para volver en breve al estrés condal, sigo vivo, con cosas que decir pero sin mucho tiempo para contar.

El artista se llama Will Murrai y tiene ilustraciones bastante curiosas. Que descansen.

Anuncios