Destripando el sueño.

Ahora todo da vueltas con un ojo tuerto que intenta que el otro se quiera cerrar y unas manos cansadas de coger cajas, dejar cajas, coger sucio dinero, dejar sucio dinero, muy sucio, hoy charlé con los microbios y estaban muy contentos en su regocijo, todo el día viajando de una mano a otra, a otra fosa nasal, a una suela de zapato, a un suelo, para irse por otro zapato y conocer nuevos amigos y contarse sus viajecitos. Y todo eso gratis, y encima viven en el dinero, la hostia, que cosas mas raras.

El viaje, brutal, Mérida es la novia que nunca te querrás echar, te emborracha, te saca el dinero, te hace reir, te pone buena música, te da de comer bocadillos de pan duro y cuando te piras a tu pueblo ni siquiera se despide y te deja una resaca infernal y un sueño duradero mientras te pitan los oídos.

Iron Maiden cojonudos, siento mucho a quienes hayan ido a Zaragoza a verlos, porque se canceló el festival, pero solo puedo decir que parece que tienen 20 años, energía, buen sonido, escenografía brutal, gente amigable, acordes de metal·l·l·l brutal·l·les, público enloquecido, un Eddie majísimo, simpático, joven, olor a polvora, fuego que te calienta la cara, un viaje con tu hermano que no tiene precio, luego ver a las abuelas, primos, tíos, familia en general, la que estaba en el lugar en cuestión.

Las abuelas con su incesante constancia en hacer que comas pues el hombre como el oso, cuanto mas gordo mas hermoso, como molan, cada una con sus cosas y esas cosas.

Ahora en Standby, o como se diga, a la espera de esperar noticias en medio del sin-tiempo, el estress postvacacional y la gente que realmente vale que echan un cable, sin pedir nada a cambio, como la navidad, luego igual piden unas cañicas, que muy a gusto ofreceré, otra cosa no será, pero de cañas si que sé.

El examen aprobado, ahora vienen las complicaciones subyacentes, o inherentes, o las que vienen después, que en mi impotencia me siento desbordado por la afluencia de manos tendidas, quiero mutar y tener mas brazos para cogerlas todas en un abrazo; no hay nada mejor que sentirse agradecido, en la emoción de saber que no caminas solo, sino realmente bien acompañado en tiempos tempestivos.

Pase lo que pase, que será o no lo que tenga que pasar, ya sabeis quienes teneis que daros por aludidos, no tiene precio lo que siento. Un abrazo muy grande, me siento en deuda, pero en deuda de la buena, de la que da gusto.

BeeeEEeeeEE.

BeeeEEeeeEE.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s