Reestructuración mental y buenos propósitos.

Cambio de diseño, porque el negro sobre blanco es más legible que el blanco sobre negro sobre gris. A mi me dejaba estrábico. Ahora todo es más fácil. Más simple, más bonito.

La reestructuración mental es clara. No voy a decir eso de dejar de fumar ni de dejar de beber ni de dejar de ser molesto a propósito. Pero sí poner algo de orden en eso que llamo vida. Lo de buenos propósitos es simple, llevar a cabo aquello que tenga entre manos, aunque por ahora es poco, pero poco a poco irá a más.

Al igual es al revés, por eso trabajo en la reestructuración mental. Este post es más para mi que para otra persona, pero bueno, primero uno mismo y luego todo lo demás.

Como me dijo alguien a quien considero un sabio, primero marca objetivos viables, luego marca aquellos que sean más cercanos en el tiempo, luego intenta hacerlos, y todo lo demás vendrá solo. Así poco a poco esa persona se ha ido haciendo una gran vida, mientras que yo sigo con mi vida sin encontrar hueco en ella.

No sé la fuente de la imagen.

 

Gracias.

 

 

 

 

Anuncios

Diálogos internos.

– Puede contarme qué le pasa, si así lo desea.

– Puede usted meterse en sus asuntos, si así le place.

– Pero es usted quien ha venido aquí, algún motivo tendrá, ¿no?

– A lo mejor no, a lo mejor es porque me he leído un libro que aparecían situaciones parecidas a estas y quería ver que se sentía.

– ¿Qué se sentía al tener un diálogo imaginario?

– No tiene nada de imaginario.

– Pues en ese caso, ¿pretende que sea amable con usted y que me hable y le responda con cierta cordura si no pone nada de su parte?

– Pretendo analizarme un poco y ver qué me pasa.

– ¿Qué tal si te da por ver a la gente que tienes a tu alrededor y disfrutar de los días?

– Como por ejemplo, tomarme unas cañas, salir un poco de fiesta y a parte conocer más gente ¿no?

– Sí, pero no puede ser que cada vez que salgas te tengas que beber todo lo que puedas, que luego los dos salimos perjudicados.

– Bebo para no pensar y me olvido de para qué bebía, entonces pienso que era buena idea y sigo.

– Pero los pensamientos son como un barco de acero lleno de aire. Puedes inundarlo todo lo que quieras que luego vuelven a flotar.

– Vaya mierda de metáfora.

– Visto así, es también tuya.

– Gracias “Doctor”.

– ¿Gracias?

– Sí, me ha ayudado mucho.

– Ahora soy yo quien no te sigue. ¿En qué te he ayudado?

– No es que me hayas ayudado, es que me doy cuenta de que no te soporto.

– Eso quiere decir que no te soportas a ti mismo.

– Touché.

– Chapeau.

– Que te jodan.

Brinda porquesí.

Me gustaría hacer un brindis por la gente y la vida en general. Brindaría por aquellos que piden y piden, piden que hagas horas de más, piden que confíes en ellos, piden que bailes a su ritmo y piden que no pidas nada. Piden que no te quemes y piden que seas feliz y piden y piden y vuelven a pedir que no pidas nada, que todo es bastante difícil tal como está. Qué te voy a contar.

También haría un brindis por esa maravillosa página que ha salido y que ahora es portada a golpe de talonario en muchos lugares distintos: estosololoarreglamosentretodos. Qué derroche de optimismo y de buenas maneras. Ya han salido un par de respuestas que a mi, personalmente, me gustan mucho. Una de ellas es de ecologistas en acción,

Es una campaña publicitaria iniciada por Jaime de Andrés, responsable de publicidad corporativa de Telefónica junto a Javier Gómez Navarro (ex ministro de comercio y actual presidente del Consejo Superior de Cámaras), el economista Guillermo de la Dehesa y los abogados Antonio Garrigues Walker y Miquel Roca. “Es una llamada a la sociedad civil para que se movilice”, explicaron los responables de la iniciativa, que durará dos meses, con spots en televisión, inserciones en prensa y cartelería exterior. En total, el coste de la campaña será de cuatro millones de euros que han puesto las Cámaras de comercio, la patronal de las grandes empresas constructoras (Seopan) y un buen número de grandes empresas (Telefónica, Iberia, El Corte Inglés, BBVA, Santander, La Caixa, Caja Madrid, Repsol, Cepsa, Endesa, Iberdrola, Mapfre, Abertis, Mercadona, Indra, Renfe y Red Eléctrica).

La fuente aquí.

La otra es la de www.estosololoarreglamossinellos.org

Brindo por aquel que dice que el trabajo ha de ser lo más importante para mí en estos momentos, y no, para nada, los estudios o las ambiciones personales, ni de coña, como interfiera en algo mi vida fuera de su vida real llamada trabajo, me dan por culo. Oh, fuck yeah.

Brindaría también por aquellos que en su picaresca son más listos que nadie, y pretenden que no nos demos cuenta, como por ejemplo el ejemplo de la botella de Fairy descubierto por Halón disparado, el post es este.

Bastante difícil es todo como para que encima nos roben y nos toquen los cojones con “buenas intenciones” y con que arrimemos un poquito más el hombro entretodosporquemolamogollón.

Y tambíen brindo por la subida del IRPF, que me ha convertido en Anteseraunmileuristayahorayano.

Lo más triste de todo es que no podré brindar por todo esto que estoy pretendiendo porque ya no me llega la pasta. En mi optimismo espero que haya un futuro apocaliptico bastante heavy y que bajen los jinetes del apocalipsis con cañones de plasma y hagan un poco de limpieza porque esto cada vez tiene menos sentido.

Cadena incoherente.

Recoge colillas anonimos en busca de tesoros nicotinados en ceniceros malolientes. En mitad de la noche. Entre el frío y la luz artificial. Como algunos ya saben trabajo de noche y de día. Los días que no trabajo de día sino de noche son más largos. Se conoce gente peculiar y se ve gente que puede llegar a asustar un poco.

Dicen que las hormigas igualan en peso a la humanidad. Si las hormigas desaparecieran, dicen, el planeta se colapsaría y sería algo bastante catastrófico. Si desapareciera la humanidad sería todo bastante bonito y no habría repercusiones negativas en el planeta.

Vas al supermercado, compras unas pechugas de pollo, un poco de pan rallado, unos huevos. Llegas a casa y te quieres hacer unos filetes empanados. Tomas un huevo y lo bates. Coges la pechuga de pollo y lo envuelves en huevo y luego en pan. Imagina que esa pechuga de pollo es el padre del huevo. Estas rebozando el cadaver del padre con el embrión del hijo. Luego rebozas a esa familia cruda en pan rallado y la fríes. Padre e hijo estaban ricos ricos. No se a vosotros, pero ese ejemplo me pone los pelos de punta. El universo debería haber explotado ya bastantes veces.

Me gusta el humor negro. Soy capaz de decirte cinco chistes de negros, cinco de judíos, cinco de leprosos y cinco de niños en batidoras, o muertos y vestiditos de payasos, cinco chistes de paralíticos y cinco de mujeres y machismo de una tirada. Y puedo reirme horas de eso. De hecho puedo llorar de la risa. Puedo ver el chiste en tira cómica del peor enemigo de superman, una escalera, y reirme como un niño que ve como un payaso le ha pegado una colleja a otro. El otro payaso está muerto, de hecho está lleno de gusanos, y la cabeza ha caido al suelo. El payaso que le ha metido la colleja es manco. De hecho también está muerto. La colleja se la ha metido por un golpe de aire que ha movido el cadaver hacia la cabeza del otro. Etc. La foto de arriba puede ser graciosa, pero me provoca un sentimiento extraño, de hecho me da mal rollo, igual soy sensible y todo.

El otro día en una conversación me imaginaba que una rata aparece en casa. Esa rata está atrapada y no puede salir. ¿Qué harías? Yo así como soy sería incapaz de matarla, acabaría echándole de comer y dandole bañitos. Le pondría un nombre y la sacaría a pasear. Y si en vez de una rata, ¿fuera un gatito adorable con mala hostia? ¿Lo matarías? ¿Y porqué a la rata sí?

No nos meteremos soma ni ubik, ni hierba de la comarca ni chutes celestiales. Desde que nacemos morimos. Desde que nacemos estamos pudriéndonos con el oxígeno que respiramos. Creamos granjas de pollos y gallinas para comernos los pollos y las gallinas. Nos quedamos sus huevos y los abrimos, bien para comérselos cocidos o fritos o crudos. Separamos el núcleo del plasma para hacer merengues o hacer que brillen las empanadas. Batimos las células para hacer tortillas. Hacemos tortillas con patatas y luego hay quien las deconstruye para hacer mousse. La de cosas que me dejo, pero hay que ver la de cosas que se pueden hacer con los huevos.

Esto es una cadena incoherente de pensamientos. No hay sentido ni relación entre los párrafos. Ésta porquería que he soltado ahí arriba es lo primero que se me pasaba por la cabeza. Por lo menos me he quedado más tranquilo.

 

Desorden y voces.

-Mira, mira ese, cuando sea mayor y tenga las rodillas partidas por llevar los pantalones cagados y andar de esa manera le preguntarán. ¿Y qué dira? ¿que juega  a rugby?  -Me cansa este lugar, siempre es lo mismo, ver lo mismo, la misma mierda. -Fijo que produce cancer a saco, todo lleno de humo. -En mi opinión ésa mujer que ves ahí me ha jodido el hígado que te cagas. Eres la culpa de mi zirrosis, ¿me oyes? -Me voy a casa a sobar que estoy hasta la polla de estar aquí. -Porque el tecnonúcleo es la puta hostia, y cuando veas lo que es el Alcaudón en la pagina 600 del segundo libraco lo vas a flipar. -Perdona chaval, me dejas sacar tabaco? -Me das esos vasos vacíos? -Para qué? -Y al final te lo digo, bah, paso tio, me voy a  echar un cubata y que le den. ¿Ves? te lo digo, hace ya como tres años y me está jodiendo el hígado. -Elmo saluda! -¿Para que quiero los vasos? ¿están vacios? ¿si? ¿para qué cojones los quieres tu?        -¿Que te los llevas porque necesitas vasos? -Arf arf. -No si el tío me cae de puta madre, pero me fui con el una semana de viaje y me arrepentí de la hostia. -Esto es una puta mierda, voy a suspenderlo todo. -Apago luces y nos vamos yendo ¿vale?

Todo esto es una noche en un bar. Es la noche de varias personas resumida. Es mi noche con todas esas personas. Es mucha gente y muchas frases que así sueltas no tienen conexión. Aparentemente todas esas personas no tienen nada en común. Hay algo que une todo esto y no es el hecho de que yo haya estado en medio de todas esas conversaciones, lo que hay en común es el sabor ocre del alcohol por las gargantas de todas esas personas.

Menos mal que a nadie le dio por solucionar el mundo, era lo que faltaba.